Menú Principal
8 de noviembre de 2017

Infórmese sobre los avances en prevención y control de incendios forestales en Última Esperanza

La llegada del verano es sinónimo de buenas noticias para todos, pero también de prevención de incendios forestales para aquellos que aman la naturaleza que nos rodea. Con eso en mente, y tras la emergencia de incendios que se generó en la temporada pasada en la zona centro sur del país, a nivel nacional se ha multiplicado la capacidad de respuesta y de equipamiento necesario para combatir estos desastres, una medida de la que Última Esperanza no está ajena.

El martes 07 de noviembre en la Gobernación  se realizó la reunión de coordinación de todos los organismos que actúan a nivel provincial frente a un incendio forestal bajo la dirección de la Oficina Nacional de Emergencias del Ministerio del Interior (ONEMI). El gobernador José Ruiz Santana fue el encargado de liderar este encuentro, que busca dar la respuesta más rápida y efectiva a la defensa de los bosques y praderas del territorio.

La coordinación de estos organismos, señaló Ruiz Santana, es conocida entre los miembros como ACCEFOR, una metodología de coordinación ONEMI  bajo el “liderazgo técnico de Conaf, junto al Ejército, Carabineros, Samu, Hospital y Vialidad, que son los organismos que actúan coordinados desde la Gobernación Provincial para trabajar en los dos aspectos que nos interesan, el preventivo y la actuación frente a un eventual incendio forestal”.

Tras el encuentro, el gobernador José Ruiz hizo un llamado de alerta a la población. “El pronóstico que tenemos nos dice que vamos a tener un verano caluroso, por lo que tenemos que tomar todas las precauciones al hacer uso del fuego. Se trata de actitudes cívicas que toman carácter de imperiosas, como el no arrojar colillas de cigarrillos en la carretera cuando vamos de viaje; cerciorarnos de que el fuego queda muy bien apagado después de una actividad recreativa; no hacer fuego que signifique un riesgo de propagación; y en el caso de los predios rurales y estancias, no hacer quemas de restos de árboles o basura, salvo en los periodos en que Conaf haya coordinado la autorización para estas prácticas; no dejar restos de botellas o vidrios que puedan actuar como magnificadores de la luz solar en las praderas”, entre otras medidas precautorias.

El funcionario de Conaf, Guillermo Santana Macías, Encargado de Operaciones en Incendios Forestales en Última Esperanza, señaló la “necesidad de trabajar en los tres ejes que señaló la Presidenta de la República, hace un mes, que básicamente son un fortalecimiento del accionar de las instituciones frente a emergencias y la prevención; trabajar en el eje de la relación público privada; y el seguimiento punitivo de la gente que produce los incendios”.

En el fortalecimiento de la respuesta de las instituciones públicas, ejemplificó Santana, “a la gente le llama mucho la atención el combate aéreo de los incendios, donde estamos en una etapa histórica a nivel nacional y regional. Estamos pasando de 14 aeronaves que tenía Conaf  a 43 aeronaves (a nivel nacional). Vamos a trabajar con un dron de uso militar. También estamos incorporando helicópteros pesados que son capaces de lanzar entre 5 mil y 10 mil litros de agua”.

El especialista se refirió a la gran inversión que significa este desarrollo para el Estado. “En el caso del Parque Nacional Torres del Payne”, detalló Santana, “cada día que el helicóptero está posado en el Parque, tiene un costo de 1 millón y medio de pesos. A esto se le suman cerca de 1000 dólares por hora de vuelo cuando es necesario usarlo”.

En el caso de las brigadas terrestres de Conaf para Incendios Forestales, Santana destacó que este año en la Provincia “está apostada una de 23 personas. Las brigadas en todo Chile son de 14 personas, pero ahora estamos tratando de trabajar con brigadas nocturnas, brigadas de interfaz y brigadas más grandes de 18 a 20 combatientes. La idea es poder llegar con una mayor fuerza de combate a los incendios, lo que antes se suplía con las Brifes del Ejército”. A partir de ahora, este aumento en el personal de la Brigada de Conaf suma una cantidad mayor de contingente para enfrentar una emergencia.